lunes, 28 de octubre de 2013

Muchas estacas en el lodo




Muchas estacas en el lodo
Preludio a 110 o 220 para Distrito Global, celebrando The 100th Room

I
Al pensar en cómo se desenvolvía el tono desarrollado por las obras en esta exposición, difícilmente pensamos en algún concepto que las aglutinara o explicara (más de lo que ellas mismas logran explicarse tan coherentemente) antes, durante o después de seleccionarlas. La única idea (eso sí, muy clara) que llegué a tener en mente al pensarlas fue una imagen familiar: la de una serie de postes de madera, como los que se pueden observar en la carretera desde el coche, llevando con un ritmo constante una línea de alambre que corre sobre kilómetros de paisaje y que incluso llega a chocar con las líneas de la ventana del auto. No recuerdo mucho de lo que corría detrás de estas bardas provinciales, salvo el ritmo perfecto entre estaca y estaca, la certeza de que la línea se reanudaría pronto si la barda se termina de repente. Varios intérines que no prometen nada salvo ellos mismos.




En uno de sus textos, Robert Smithson enlista una "escala de centros", entre ellos, el canal auditivo de James Joyce, el eje de la hélice de un helicóptero, un hoyo en una película, una estaca en el lodo. Esta estaca, forzosamente, es un tronco, sólido, resistente, que podría salir del agujero en la tierra y volver a ser tronco. Esta última imagen me pareció potente. En algún momento proyecté una estaca hueca, que cede completamente al ritmo que pasa sobre ella y que contiene más espacio en su interior para crearse problemas (y escenas y espacios, aunque sea sólo momentáneamente). Me gusta pensar el ritmo de las obras de esta exposición como pienso el ritmo de esas estacas.

Rodrigo Red Sandoval / Cut up

Wen Bandala / The Roof plan (G2)

Diego Trujillo Pisanty / Generated Man

Emilio González Galán / S/T


II
Back at Sterling Cooper, Don hosts a meeting with the Kodak clients. He turns on the projector and flips through slides of him with his newborn baby or the family on Christmas morning. "This is not a spaceship, it's a time machine," he says. "It goes backwards and forwards, and it takes us to a place where we ache to go again."
"It's not called The Wheel," he continues. "It's called The Carousel. It let's us travel around and around and back home again." He concludes with an image of him and Betty kissing on New Years. Overwhelmed with emotion, Harry starts crying and leaves the room. The Kodak clients, equally impressed, cancel their meetings with other agencies.


José Porras / Sombra de línea


Christian Castañeda / de la serie Hidden people
Marti Guerrero Ocón / S/T

III
Difícilmente recuerdo el camino completo desde Atizapán de Zaragoza (Estado de México) hasta Villa Lerdo de Tejada (Veracruz). Como toda buena vacación familiar era la clase de viaje que estaba marcado mas por los lugares de parada obligada que por las marcas del recorrido. En dos Brasilia Volkswagen habitadas durante ocho horas por la familia de mi padre (es decir mi familia nuclear) y la de mi tío (es decir el hermano de mi papá) se hacían paradas sistemáticas en Puebla, Perote, Jalapa, Veracruz, Santa Fe, Ciudad Cardel, Alvarado, Tlacotalpan hasta por fin alcanzar la mentada villa. A pesar de que uno quisiera intuir algún atractivo turístico en dichas pequeñas ciudades (efectivamente lo tienen), en realidad las estaciones tenían que ver mucho mas con momentos de refrigerio y descanso o la visita a algún pariente decrépito del cual nunca tuvimos noticia ya en edad adulta. La algarabía que uno supone en el recreo veraniego rara vez nos alcanzaba en dicho trayecto. En cambio había que inventar cómo distraerse en todos esos pueblos llenos de construcciones modernas. Con sus ventanales adornados de cortinas de hilo y muebles pesados que no hacían un favor al caluroso ambiente de la zona. Distraer la mirada entre toda esa escenografía prometía al final de la visita una verdadera vacación y no un pastiche de lugares que jamás alcanzamos a conocer en realidad salvo por las calles que nos conducían con nuestros familiares mas lejanos.

Roberto García Hernández / Pulsión intelectualmente correcta pero emocionalmente errónea restregada contra el suelo por una pulsión mas sana y pesada (inversión blanda) [Kurt Cobain, Seattle, 1994; Mungo Thomson, Los Angeles, 2011]

Circe Irasema M.V. / Según la prescripción médica

Osley / de la serie Retiro espiritual (Toca usar moño, La despensa, Por vida, Sí tengo un motivo, Hasta aquí)

Carlos De La O / Héctor R. De La Hoya como Benshorts como Pikachu (1) y (2)

Carlos Vielma / Boceto para 24/7 IX


IV
Esta exposición está articulada como una serie de "vistas", como esos puntos borrosos que ocurren entre los traslados y sus respectivos destinos: una extraña sensación de desorientación que no dura mucho ante la tremenda certidumbre que produce reconocerse en sitios y momentos donde uno sabe que podría haber estado (o querría estar). Las escenas domésticas, los espacios internos, los lugares familiares que con un giro se vuelven desconcertantes, todos esos motivos han formado en esta ocasión un posible "campo de vistas", un terreno lleno de centros desde los cuales es posible ubicarse fugazmente, muchas estacas en el lodo dando la impresión de un centro familiar.

Roy Carrum / Naturaleza muerta midi

Radharani Torres / Ironman

Verónica Bapé / Vitiligo

Carlos Vielma / Gas



Muchas estacas en el lodo una producción de Distrito Global en el marco de The 100th Room.
Curaduría y coordinación: Preludio a 110 o 220
Texto: Roberto García Hernández y Carlos De La O con citas de extraídas de IMDB
Octubre 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada